Gdebi y la gestión de paquetes

19 junio, 2010

En la última entrada os comentaba la forma de instalar paquetes en local (guardados en vuestro ordenador) con dpkg. Pues bien, Gdebi es otra herramienta para instalar paquetes en local, que además ofrece resolución de dependencias, y por tanto mucho mejor. Para usarlo:

# gdebi paquete_guay.deb

Con todo esto de la resolución de paquetes puede que nos hayamos hecho un lío (yo sí :P). Vamos a tratar de aclararlo un poco:

Para gestionar paquetes en sistemas basados en Debian (Debian, Ubuntu, Mint, …) tenemos dpkg, que es la base. Luego tenemos gdebi, que permite instalar paquetes en local y obtener las dependencias (paquetes auxiliares necesarios para el funcionamiento del paquete a instalar) de la red. Después tenemos apt, que permite instalar paquetes y sus dependencias directamente desde la red. Y por último tenemos aptitude, que tiene las mismas funciones que apt, pero que recuerda mucho mejor las relaciones entre dependencias a la hora de desinstalar. ¡Vaya lío!

Pues hay más. De los citados anteriormente dpkg y gdebi son solo para paquetes en local, y apt y aptitude solo para paquetes en remoto. Gdebi es también un instalador gráfico, que es el que salta cuando hacemos doble-clic a un paquete .deb. Aptitude tiene una interfaz gráfica de consola basada en menús. Y apt tiene varias interfaces gráficas, como Synaptic o Ubuntu Software Center.

Con todo esto, como cada herramienta de gestión de paquetes de las citadas anteriormente, guarda una lista distinta de paquetes instalados y dependencias, no me extraña nada que la gestión de paquetes en sistemas Debian sea un caos.

¿No os parece mucho más sencillo y coherente yum? Yum es una herramienta de gestión de paquetes para sistemas de paquetes .rpm de Red Hat, como Fedora. Yum permite instalar paquetes tanto en local como desde la red, y resolviendo dependencias. Además tiene un aspecto mucho más organizado y claro que apt o aptitude. Al menos para mí.

Yum permite además añadidos (plug-ins), que mejoran sus prestaciones. El añadido Yum-presto permite usar Delta RPMs. Esto es, a la hora de actualizar un paquete instalado, en lugar de bajar un paquete entero con su nueva versión entera, baja un paquete .drpm que contiene sólo los archivos del paquete que cambian entre la versión instalada y la actualización. Esto permite ahorrar mucho en ancho de banda. Curiosamente, a YUM lo encuentro más lento que a aptitude.

Además, tanto Fedora como Arch Linux y Slackware usan ya el formato de compresión XZ, que da tasas de compresión más elevadas que el LZMA usado en Debian.

Creo que Debian debe ponerse las pilas y mejorar en cuanto a su gestión de paquetes.

Y ya puestos a hablar de gestión de paquetes, voy a comentar los otros sistemas que conozco.

El primero es el sistema de instalación con Asistente. Tras hacer doble clic en el archivo salen unos menus que te guían en la instalación. Es un sistema usado por Windows y PC-BSD.

Otro método distinto es el usado por FreeBSD o Gentoo, llamado Ports. Están basados en código fuente. Tenemos unas carpetas sincronizadas con el servidor que contienen el código fuente de cada aplicación. Si queremos instalar una aplicación vamos a su carpeta y la compilamos.

El último método que conozco es el de Mac OS X. Las aplicaciones se bajan individualmente de Internet, como en Windows, pero al hacer doble-clic no salta un asistente. En cambio, se monta una unidad virtual que contiene un archivo, un solo icono, que es el programa en sí. Si lo arrastras a la carpeta Aplicaciones, este se copia allí quedando instalado. Si lo borras queda desinstalado. ¿No os parece sencillo?

¿Vosotros cuál preferís?


Instalar tarjeta de red en Mac OSx86

14 febrero, 2009

No todo es tan bonito. Instalé el Mac OSx86, pero no me reconocía la tarjeta de red == no tenía internet!!

Así que busqué y encontré como hacer que rule.

No iba porque Mac no reconocía la tarjeta de red. En mi caso, se trata de una tarjeta Marvell-Yukon 88E8053 – 2 Gigabit Adapter.

Hay que hacer pues lo siguiente:

  1. Averiguar la ID de la tarjeta y del fabricante. Para ello, en Windows, hacemos clic con el botón derecho en  Mi PC – Propiedades – Administrador de Dispositivos, seleccionamos la tarjeta y vamos a Propiedades – Detalles. Ahí encontraremos una línea del tipo PCI\VEN_XXXX&DEV_YYYY, donde XXXX es la ID del fabricante, y YYYY es la ID del dispositivo.  En Mac usaremos una línea del tipo 0xYYYYXXXX.

2. Entramos en Mac. Allí abrimos la Terminal (Utilidades – Terminal), y escribimos el siguiente código:

    sudo nano /System/Library/Extensions/IONetworkingFamily.kext/Contents/PlugIns/AppleYukon.kext/Contents/Info.plist

    Buscamos una línea del tipo: <string>0x435111AB</string>, donde reemplazamos los números y letras que aparecen por la ID que habíamos calculado antes.

    3.Después eliminamos los siguientes archivos:

    sudo rm -r /System/Library/Extensions.mkext
    sudo rm -r /System/Library/Extensions.kextcache

    4. Ahora reparamos los permisos:

    sudo diskutil repairPermissions /

    5. Reiniciamos. Ahora vamos a Preferencias del sistema – Red, y  nos dirá que tenemos nuevo hardware y listo, ya tenemos red.

    Os dejo también un par de enlaces útiles referentes al Mac OSx86:



    Instalando Mac OSx86

    14 febrero, 2009

    Bueno, para que no tengáis que perder tanto el tiempo como lo hice yo os dejo esta pequeña guía.

    Lo primero es hacerse una partición sin formatear, donde instalaremos el SO (sistema operativo :P).

    En la siguiente página se explica muy bien cómo hacerlo, y como proceder con la instalación, además de un enlace donde descargarse el SO:

    http://www.cristalab.com/tutoriales/instalar-mac-os-x-en-un-pc-intel-x86-c116l/

    Aquí empezaron mis problemas. Después de instalar, al arrancar, el ordenador no me reconocía ningún sistema operativo. (!!!)

    Además, de forma curiosa, me permitía arrancar la partición con Mac OSx86 instalado con el DVD de instalación.

    Usando el disco de recuperación que me venía con el portatil logré acceder a la partición de Windows XP.

    1. Entrar en C:/
    2. Ejecutar el commando fdisk, y seguir las instrucciones que aparecen para seleccionar la partición de Windows como activa.

    Así podemos volver a entrar en Windows (Almenos no está todo perdido).

    Bien, habrá alguna manera de hacer que el sistema de arranque de Windows reconozca el Mac OSx86 pero no encontré cómo hacerlo. Así que repetí proceso colocando la partición de Mac OSx86 en primer lugar con el Partition Magic, y en segundo la de Windows XP. De este modo el ordenador sí que me reconocía el sistema de arranque de Darwin (Mac OSx86).

    Pero no todo fue alegría. Conseguí entrar en Mac, pero el sistema de arranque no me reconocía ahora la partición de Windows  😥

    Así que usando el CD de recuperación, me volví a instalar el Windows XP en la partición NTFS (la de Windows) y “voilà”!

    Aquí tenéis una captura de cómo ha quedado la cosa…

    Captura Mac OSx86

    Lo bueno de Mac y Windows es que las cosas funcionan solas, nada más instalar. Tenía antes instalado el Linux Ubuntu, el cual iba como la seda. Además, cómo Ubuntu es completamente configurable lo tenía en modo gráfico básico, pues mi ordenata es un poco viejete y así iba rápido. Lo malo de Linux es que muchas veces las cosas no funcionan, y resulta bastante difícil hacer que vayan bien, sobre todo para gente con poca idea de informática como yo. Hay que buscar en infinidad de páginas información de cómo hacer las cosas.

    Con todo, creo que Ubuntu es la distribución que pone las cosas más fáciles a la gente con poca idea, y eso es bueno 🙂